Parece que el topónimo de Villerias es una corruptela popular que comenzó a ser citado a partir del siglo XVI con el fin de destacar las “eras”,si bien la voz originaria seria la de Villarias, así al menos se cita en el documento mas antiguo que se conserva sobre una donación realizada en 1181 por Alfonso VIII a un tal Tello Pérez y su esposa. En realidad, “Villarias” es la aglutinación del latino “Villa”, granja hacienda campestre, más el antropónimo o nombre de persona “Arias”, ya citado en el 944, y seguramente su repoblador. Por ello sería el lugar de la villa de Arias.

Cerca al edificio del ayuntamiento se encuentra la ermita del Cristo de la Salud, al que se tiene hecho un “voto de villa” pues según la tradición por ese Cristo se salvarán los habitantes de Villerias a lo largo de diversas pestes que arrasaron la población de Palencia a lo largo del siglo XIV.

Del gran desarrollo económico de Villerías nos hablan algunos edificios que aun permanecen en pie en su casco urbano.

Goza además Villerias de bellos ejemplos de construcción de palomares típicos de esta zona de Campos; asi como de diversas bodegas abiertas en los arrabales de esta localidad terracampina.

Todavía se conserva en la memoria popular el recuerdo del antiguo despoblado del siglo XIII. Que se denominaba Villaverde de Campos y que en nuestros días se evoca con el nombre de las “Torres de Villaverde”.

A mediados del siglo XIX Villerias contaba con casa de ayuntamiento, un caserío compuesto de 90 viviendas, escuela de primeras letras con 26 alumnos, y 92 vecinos.

A mediados del siglo XIX, Villerias disponía de 479 habitantes, en 1900 de 455, en 1930 de 349, en 1960 de 305, 1991 de 146 y en 2006 de 114.